Inicio


A más de un año que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara al brote de Coronavirus Covid 19 como pandemia el 11 de marzo de 2020, para nadie es un secreto los efectos en la economía global y en el mundo del trabajo, posicionando al Home Office como la gran opción para que miles de empresas pudieran operar en medio de una de las peores crisis mundiales.


El trabajo a distancia logró en un par de semanas mostrarse como una opción viable y conveniente para las Tribus (organizaciones) y una buena parte de sus integrantes a nivel global, pero también vino a cambiar la forma de interactuar en las empresas, a redefinir la cultura organizacional e incluso a modificar las leyes laborales en muchos países.


Sin lugar a duda, la nueva realidad trajo ansiedad e incertidumbre detonado episodios extremos de resistencia al cambio en los grupos de trabajo, los cuales tuvieron que ser atendidos con urgencia, apertura al diálogo y atención al sentimiento de sus integrantes, para lograr la aceptación y su apoyo, con el objetivo de garantizar la supervivencia de la empresa en medio de la pandemia.


La crisis vino a recordarnos que colaboramos con seres humanos y que la misión primordial del líder más que nunca se orienta a impulsar el desarrollo del capital humano, para incentivar una mejor colaboración que garantice el logro de los objetivos. Por lo tanto, el impulso de la cadena de mando es fundamental para integrar un Sistema de Trabajo Colaborativo en la distancia y garantizar la subsistencia y crecimiento de la organización, de lo contrario, el caos puede tomar el control llevando a la institución al colapso como ha sucedido con muchas empresas durante este periodo de crisis.


La acelerada transformación que han vivido las empresas las ha obligado a replantear sus políticas, estilos de dirección y aspectos motivacionales para garantizar la adopción de los cambios. La clave ha sido adoptar políticas flexibles para implementar un nuevo modelo de trabajo y lograr una transformación cultural fuerte y exitosa. Pero no te confíes, el mundo del trabajo se perfila hacia un modelo mixto (presencial y a distancia).


Por todo lo anterior, la realidad ha obligado a las áreas de Recursos Humanos a priorizar competencias, que en el pasado no eran tan valoradas en los procesos de contratación y mucho menos en el desarrollar de sus colaboradores. Pero ¿Cuáles son esas competencias de las que hablamos? La primera es la orientación a resultados, la cual se ha convertido en el método más utilizado en la medición de la productividad de los grupos, las siguientes y no por ello menos importantes son: flexibilidad, compromiso, autonomía, manejo tecnológico y habilidad de comunicación. Ingredientes necesarios para desarrollar una cultura colaborativa a distancia.


En consecuencia, la base de la implementación del modelo laboral a distancia y el cuidado de la cultura organizacional además de fundamentarse en los valores organizacionales y las particularidades de los colaboradores, debe apoyarse en una correcta y oportuna Comunicación de 360° impulsada por la alta dirección, para desarrollar e informar las nuevas directrices y conocer el sentimiento y opinión de todos los integrantes.


Líder ¿tienes dudas? Consulta a tu Tribu. Las soluciones a los nuevos retos, problemas y conflictos que enfrenta tu organización se encuentran en el interior, olvida las recetas trilladas de consultores que no conocen la realidad que vive tu empresa. Genera sesiones de claridad con tu equipo que te ayuden a identificar los problemas y darles pronta solución. Esta es una de las herramientas más poderosas para proteger y desarrollar la cultura organizacional, superar cualquier crisis y crecer a las empresas.


La clave se encuentra en escuchar a todos y cada uno de los integrantes de tu Tribu. En medio de la crisis las arma más efectivas que están a tu disposición son el diálogo y la reflexión. Olvídate de de los monólogos estériles e integra a toda tu organización para que se conviertan en tus consultores ¿Quién conoce mejor la empresa que ellos? Nadie.


Junto a tus colaboradores busca las respuestas que necesitas y aplica soluciones consensuadas de forma puntual para llegar al escenario deseado. No hay nada más efectivo que incentivar la creatividad, la comunicación y desarrollar a toda la comunidad.


Propicia una cultura en donde todos vendan todos los días. La pasión por su trabajo es clave, un colaborador motivado, apasionado por lo que hace y feliz es la mejor carta de presentación para que los clientes se reenamoren de tu producto o servicio y puedas superar la crisis que nos envuelve y ¿por qué no?, llevar a tu organización al siguiente nivel.


Recuerda las crisis también son oportunidades para los que deciden sortear la ola y llegar a buen puerto.


josecarlospuente@huddleup.mx

#culturacorporativa #tribu #homeoffice



Huddle Up de México SC

Customer Centric Companies

Campus Corporativo Coyoacán

Av. Coyoacán 1622, edificio 4, piso 2, Colonia Del Valle, CP 03100, CDMX

Tel +52 (55) 6820 2176